Noticias

Junio 25, 2015

Con aportes de YMAD, la Universidad Nacional del Sur desarrolla un programa de sustentabilidad ambiental

Un grupo de profesores de la Universidad Nacional del Sur (UNS) de la ciudad bonaerense de Bahía Blanca impulsa un Plan de Gestión Integral de Residuos Sólidos Universitarios o Plan GIRSU, con financiamiento propio de la alta casa de estudios y con parte de fondos otorgados por Yacimientos Mineros de Aguas del Dionisio (YMAD).

Como principales objetivos, el Plan GIRSU apunta a la utilización de los residuos reciclándolos para la producción de objetos utilitarios que se puedan utilizar como mecanismo de difusión de las políticas ambientales de la UNS; y a la promoción de la innovación, el trabajo multidisciplinario, el emprendedorismo en alumnos de grado.

“Para todos los que formamos parte de la gran familia de YMAD, es un orgullo poder realizar importantes aportes a todas las universidades nacionales, acompañando durante todo el proceso de formación de las nuevas generaciones de profesionales, y respaldando el desarrollo de proyectos productivos, sustentables e innovadores”, señala el presidente de YMAD, Manuel Benítez.

Para la profesora asociada del Departamento de Ingeniería Química de la UNS e Investigadora Principal de CONICET, Silvia Barbosa, la motivación inicial de los docentes para llevar a cabo el Plan apuntó, principalmente, a la incorporación de capacidades complementarias en la formación de los alumnos universitarios a través de un proyecto de interés masivo para la comunidad académica.

“Paralelamente, desde el Consejo Superior Universitario se incentivan y proponen los Programas de Sustentabilidad Ambiental Universitaria a través de la creación del Consejo de Medio Ambiente y Sustentabilidad Universitaria. En ese marco, se definieron ejes de trabajo como: consumo eficiente de energía y de agua, tratamiento de efluentes, parquización y riego, y gestión de los residuos”, detalla Barbosa y completa: “De ese modo, el Plan GIRSU-UNS fue creado por resolución CSU 322/14 en el marco del Subprograma de Sustentabilidad Ambiental Universitaria”.

En diálogo con Barbosa, YMAD preguntó sobre los alcances del Plan. A continuación, reproducimos un fragmento de la charla.

-¿Quiénes colaboraron para el desarrollo del programa?

El proyecto GIRSU UNS incluye todos los niveles educativos de la UNS, en todas las sedes y con todos los estamentos. En tal sentido, involucra la gestión y el manejo de residuos que generan 30000 personas en 7 complejos edilicios distribuidos en 100 ha.

El equipo de trabajo estuvo constituido por un grupo de 5 docentes, 2 trabajadores no-docentes y 15 pasantes, uno de cada departamento de la UNS, seleccionado por concurso. La coordinación técnica estuvo a mi cargo. Trabajamos desde agosto a diciembre, y en marzo, que se puso en marcha. A partir de abril, el plan GIRSU-UNS pasa a depender y estar a cargo completamente del Servicio de Seguridad e Higiene de la UNS.

-¿Cómo se financia el programa?

El plan se financia con fondos propios de la UNS y con parte de los fondos de la contraparte destinada a las Universidades por parte de YMAD. Cabe destacar que la labor de los docentes y de los no-docentes es mayoritariamente voluntaria.

La financiación cubrió las pasantías para 15 alumnos durante 6 meses, gastos inherentes al funcionamiento del programa, al diseño, instalación y fabricación de puntos limpios y centros de acopio y a todos los sistemas de difusión utilizados (cartelería, videos, folletería, elementos didácticos para las escuelas, etc).

-¿En qué consiste el Plan GIRSU-UNS?

De acuerdo a los objetivos planteados, se formó un grupo multidisciplinario de alumnos y en ese marco, se determinó el tipo de residuos a colectar y forma de hacerlo, en función de una solución de compromiso entre la factibilidad real de separación, la eficacia y la eficiencia de la misma como valorización de los residuos y como sencillez operativa. Este trabajo se realizó mancomunadamente con los agentes de limpieza.

Se diseñó el isologotipo identificatorio, se determinó la localización de los puntos limpios y de los centros de acopio en TODAS las dependencias de la UNS. Esta selección se la hizo con criterios de visibilidad, máximo tránsito y sencillo acceso. Se ubicaron 33 puntos limpios y 7 centros de acopio. Se diseñaron los recipientes para los puntos limpios en función del isologotipo y se construyeron en acero inoxidable con calcos que identifican los colores. Se utilizan distintas bocas para los distintos recipientes, de modo tal de hacer más sencilla la separación y la recolección. Se utilizan también bolsas con los colores identificatorios.

Por otra parte, se llevaron a cabo distintas tareas de difusión que comprenden: diseño y construcción de una página web dentro de la UNS, una aplicación para Android que permite ubicar los puntos limpios y ayuda a diferenciar los residuos por tipo, una fanpage de Facebook y un mail de referencia: girsu@uns.edu.ar, que se responde las 24 horas del día.

Asimismo, se llevó a cabo una intensa labor de capacitación a todos los involucrados en el Plan para que pudieran llevar a cabo, además de la logística de recolección, el control y las estadísticas de lo que se recogía en cada centro de acopio. Esto último es de fundamental importancia porque permitirá evaluar la cantidad y calidad de residuos que la UNS produce y eventualmente generar un emprendimiento con los alumnos para su reciclado.

-¿Cuáles son los próximos pasos?

Se está trabajando en el Plan “Sólo Yerba” que consiste en recolectar diferenciadamente la yerba en recipientes especiales, y con esa yerba, adecuadamente acondicionada, fabricar briquetas para calentar hogares de bajos recursos. Este sistema, la formulación y fabricación de las briquetas, fue diseñado por alumnos de Ingeniería química.

Por otra parte, el vidrio proveniente del descarte de los laboratorios y mínimamente de los residuos en general, se está reciclando en el propio taller de vitroplastía de la UNS, en tanto que se está comenzando a elaborar un sistema para el reciclado y disposición de los residuos provenientes de eléctrica y electrónica (RAEE).

Siempre trabajamos en el marco del Servicio de Seguridad e Higiene de la UNS a cargo del Ingeniero Guillermo Dominella, que fue parte del Plan generador de GIRSU-UNS, y de Alberto Benvenutto, que es técnico universitario en Medio Ambiente de la UNS.