Preguntas Frecuentes

¿Por qué el proceso de refinación de ciertos minerales -como cobre, oro, plata- se realiza en el extranjero y no en el país?

Porque hasta ahora, en un país que tenía poco desarrollo minero, no podía justificarse la inversión que requiere una fundición que separe determinados minerales. Hoy en día, están en estudio proyectos que permitirían contar con una o más plantas ad-hoc, así como la eventual localización de las mismas. Concretamente, hay un proyecto en estudio en Catamarca.

¿Existen controles para saber qué minerales se extraen y salen del país?

Por supuesto, la extracción y lo impuestos correspondientes son materia de las provincias y sus entes de control. Lo que se exporta corresponde a la Aduana Nacional.

La minería… ¿está siendo cuestionada en el mundo? ¿Por qué?

La minería es esencial a la vida y lo ha sido desde el comienzo de la humanidad. Sin minería no podría haber metales a nuestra disposición: no habría progreso. Como industria extractiva, ha estado relacionada con recursos finitos, con la urgencia de obtenerlos, con precios variables y, justo es reconocerlo, con procesos no siempre cuidadosos del entorno y hasta de la propia vida de sus hacedores y trabajadores. El cine de hace unas décadas, “Que verde era mi valle” o “Este es mi reino”, por ejemplo, presentaba historias de dureza, daño, peligros, etc., todo lo cual, quizás sumada a la propia idiosincrasia de quienes deben trabajar en ambientes de naturaleza muchas veces hostiles y extremos, alejó a la industria de la sociedad. Los criterios de responsabilidad propia y social casi no eran tomados en cuenta y tampoco había maquinaria y tecnología que facilitara los procesos extractivos. Así, la propia producción de hace décadas o el cierre de minas, pudo haber dejado algunas percepciones inconvenientes y no generalizables sobre las formas del accionar minero. Con el devenir de los años, un nuevo liderazgo minero incorporó el concepto e ideología de desarrollo sustentable para todos, con cuidados extremos que combinan lo económico con lo social. Nuevas regulaciones y experiencias profundizaron este criterio de minería moderna, caracterizada por la total e incondicional responsabilidad hacia su entorno y “stakeholders”; posiblemente ninguna industria de dimensión tome en cuenta los aspectos medio-ambientales que hoy cuida la minería. A pesar de ello, aun deambulan por el mundo algunos intereses, no del todo claros, que atacan proyectos y desarrollos mineros, promoviendo, desde grupos ricos, un paradojal mantenimiento de la pobreza en zonas relegadas que pueden cambiar para bien con la minería. Esto parece estar siendo más notado por la sociedad y por los formadores de opinión agudos, responsables y serios que comienzan a mostrar esta incongruencia pseudo-ambientalista de algunos. Hace unas pocos meses se ha estrenado en USA y Australia “Mine your own business”, una película co-producida por Phelim McAleer and Ann McElhinney, que pone en evidencia los intentos de “ambientalistas” occidentales de frenar el desarrollo de comunidades en el Tercer Mundo, denegándoles el derecho a mejor calidad de vida y progreso.

¿Quiénes son los accionistas / “los dueños” de las principales empresas mineras?

La gran mayoría de las empresas que realizan exploración o explotación minera cotizan sus acciones en diferentes Bolsas del mundo y, por lo tanto, son abiertas y públicas. La minería requiere de importantes inversiones para su trabajo; precisamente por ello recurren a inversores, ahorristas y fondos.

¿Qué relaciones hay entre las empresas? ¿Hay monopolios virtuales?

Todo lo contrario. Las empresas mineras rivalizan tanto en la exploración como en la producción. Precisamente, el trabajo de exploración o cateo se realiza en un marco de extrema competencia y a riesgo del inversor. Se estima que de cada 10 trabajos de exploración, sólo 1 arroja resultados positivos y, aun así, pasa mucho tiempo entre los momentos de exploración y los de puesta en marcha de una determinada mina. A veces, el tiempo es de más de 5 ó 10 años.

¿Qué garantías existen de que en los proyectos en desarrollo o construcción se cumplirá con lo comprometido, en caso de que los rendimientos de las minas sean menores a los estimados o los precios internacionales de los metales sufran caídas significativas y prolongadas?

La minería responsable sólo puede pensar a largo plazo; sabe que hay momentos de mayor o menor valor de su producción, metalífera o no, a lo largo de los tiempos. Por ello, su actitud y abordaje de las inversiones y el retorno de las mismas está marcada por profundos análisis de la demanda y sus ciclos, además del conocimiento de los riesgos económicos implícitos a la propia actividad. Por otra parte, las empresas deben asumir fuertes compromisos de cumplimiento de inversiones y trabajo en los procesos oficiales de autorizaciones, permisología, etc.

¿Qué entidades crediticias internacionales o nacionales financian a las empresas?

Las empresas se financian de la oferta pública de acciones en los mercados más importantes del mismo. Por otra parte, organismos mundiales, tales como el Banco Mundial u otros, pueden financiar proyectos siempre y cuando cumplan con los Principios del Ecuador, firmados el 4 de julio de 2003. De acuerdo a los Principios, la Secretaría General de las Naciones Unidas publicó los “Principios de Inversión Responsable”, desarrollados por la Iniciativa de Financiación del programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, y el Pacto Mundial de las Naciones Unidas, que indica que los fondos de pensiones e instituciones de los Estados Unidos con activos en torno a los 5 billones de dólares han hecho suyos los principios para la inversión responsable. Dicho de otra manera, ninguna institución financiera mayor financiará proyectos que no se articulen de manera total con los principios de la Responsabilidad Empresaria, algo que la moderna minería comparte y practica de manera incondicional.

En el supuesto caso que una empresa minera no cumpliera con los compromisos contraídos con las entidades crediticias que financian su proyecto: ¿cuáles serían las consecuencias para la provincia y/o para la Nación?

Ninguna. Los estados provinciales son los propietarios de las zonas mineras, que concesionan bajo un muy estricto y complejo régimen de leyes, estudios y acuerdos. Pero el cumplimiento de la financiación de los proyectos es de exclusiva responsabilidad de los concesionarios y no trasladable a los Estados, nacional o provinciales.

¿De dónde surge el porcentaje de las regalías? ¿Es por una ley nacional?

Una regalía es usualmente una suma de dinero pagado al propietario o licenciador de algo, de acuerdo a los beneficios percibidos por un usuario o licenciatario por el uso de ese algo. Los montos o “regalías” a pagar no son arbitrarios, sino que devienen de muchos factores, tal como el tiempo de licencia, los riesgos, las eventuales renovaciones, los costos de las partes en el uso de ese “algo”; en nuestro caso, la explotación temporal de la propiedad minera de una Provincia, la dueña por ley de las mismas. Por ello, las regalías se vuelven una cuestión de esencial aplicación de políticas y criterios de los Estados provinciales y, nuevamente, no son arbitrarios. El Estado es quién razona y decide en qué condiciones puede atraer y mantener inversiones; por ejemplo, en Chile, país de enorme tradición minera, las regalías han sido nulas como mecanismo de promoción de la industria y de los beneficios obtenidos de la extracción de recursos naturales como el cobre y muchos otros minerales. No debe hablarse en consecuencia de regalías altas o bajas sino de acuerdos que hacen posible los beneficios de ambas partes. Para complementar esto, debe considerarse la cantidad de impuestos nacionales y provinciales que se pagan además de las regalías. Por ejemplo, sólo en el año 2005, Minera Alumbrera pagó Impuesto a las Ganancias por aproximadamente 900 millones de pesos. Así, el gobernante, al concesionar una propiedad minera, tiene la difícil tarea y responsabilidad de saber si conviene o no aplicar regalías y cuál debería ser el monto lógico de las mismas. En una analogía simple de entender, ningún autor de música pondría una cifra ilógica para que un músico pueda ejecutar sus temas pues nada se lograría; lo mismo podría aplicarse a una autor que pretendiera por un libro derechos autorales mayores al precio del libro.

¿Qué porcentaje de las inversiones es “compre nacional”? ¿Por qué?

A excepción de equipo pesado y especial que no se fabrica en el país, un porcentaje muy alto de las inversiones y de los costos operativos son nacionales o regionales, por ejemplo, el MERCOSUR en vehículos. Tomemos algunos ejemplos de ellos (al margen de los sueldos y cargas sociales, que de por sí son un formidable aporte a lo nacional): Combustibles y lubricantes para maquinaria . Compra de energía eléctrica, gas, etc. Vehículos comerciales livianos y pick-ups, Laboratorios, profesionales, técnicos en diferentes materias mineras . Alimentos para la población constructora u operadora de facilidades mineras, muchas de ellas empleando 500 o más personas cada una; calcúlese el volumen y costo diario de desayunos, colaciones, almuerzos y cenas. Repuestos y accesorios para máquinas Hoteles y restaurantes de las zonas mineras Construcción de caminos y obras secundarias Lavaderos de maquinaria, vehículos, ropa de trabajo y de cama, etc. Y muchos otros…

¿De quiénes son los activos y maquinarias al finalizar las explotaciones?

De las empresas que las compraron, que invirtieron en ellas y como tal con capacidad de disponer el mejor uso de las mismas.

¿Qué casos mayores y probados ha habido en el mundo de contaminación por explotación minera? ¿En cuántos de estos casos intervino el cianuro y cuáles fueron las consecuencias?

Todo proceso productivo, así como muchas cosas que hace el hombre, impactan de alguna manera aquello que lo rodea: por ejemplo, los motores de los autos, colectivos y ambulancias; los aviones; las estufas en invierno; el uso de aerosoles. Pero de allí al sentido de miedo y destrucción que algunos le han querido dar a la minería, hay mucha distancia y mucha mentira. No se conocen casos mayores ni muertos por contaminación por explotaciones mineras; cuando se piden pruebas de sus acusaciones a quienes especulan con el temor, no las presentan. Usan la dialéctica de las palabras vagas o inconsistentes. Más aun, en algunos casos, se han comprobado intentos de extorsión o de búsqueda de visibilidad política para llamar la atención. Yendo en concreto al cianuro, este es un elemento químico que se importa en el país para diversas industrias, por ejemplo: pinturas, plásticos, papel, etc. La minería utiliza menos del 20% de las importaciones, y ello para un proceso que se llama lixiviación, un tratamiento que se realiza desde más de 100 años para extraer minerales de baja ley (el nivel de pureza de un determinado mineral entre todos los otros que están, por ejemplo en una roca). Este mineral en bruto se deposita sobre una sistema compuesto de varias capas, entre las cuales también hay capas impermeables (por ejemplo, en la mina de oro y plata de Veladero, Pcia. de San Juan, se ha colocado entre 5 capas, una capa de suelo arcilloso compactado y dos capas de geo-membranas de alta resistencia). El oro se extrae a través de la circulación por las capas de material acumulado, de una solución diluida de cianuro de sodio (aproximadamente 250 partes por mil) en un circuito cerrado sin ningún tipo de emisiones al ambiente. Posteriormente, mediante un proceso de extracción, el oro pasa del estado líquido al sólido mediante sedimentación y posteriormente es sometido a un proceso de fundición.

¿Qué otras formas o fuentes de supuesta contaminación ha habido?

No se conocen casos mayores o significativos. Existen antecedentes o accidentes de rotura de instalaciones o partes de procesos productivos, como en toda industria pequeña, mediana o grande. Pero no han afectado por contaminación a comunidades, fauna o flora. Y esto porque precisamente la minería es una industria extrema en el cuidado y protección del entorno. En Argentina, la minería es la primera industria que posee una Ley propia de Protección Medio Ambiental (Ley Nº 24585), completa y estricta.

¿Cuáles son los mayores riesgos que plantea la minería aurífera?

Los que tienen que ver con el contexto geográfico en que la misma se desarrolla. En algunos lugares, no todos, el riesgo del trabajo a gran altura y distancia de las comunidades. Hace poco, el médico de un importante complejo minero decía que los mayores casos (no riesgos) que tenía que atender entre el propio personal de la mina eran “aquellos producto de la sequedad del aire de montaña y, en segundo plano, la nostalgia de sus familias, al pasar una o dos semanas fuera de casa…”

¿Es técnicamente posible no utilizar cianuro para separar el oro y la plata de los otros minerales? Si es posible: ¿cuáles son las alternativas y bajo qué condiciones se emplean?

Esto no depende de preferir uno u otro sistema, sino de la forma en que el mineral de oro o plata se encuentra integrado en rocas o en otros minerales. En donde el oro está en forma de vetas, se deben aplicar determinados métodos extractivos, mientras que donde el oro o plata están casi “en forma de polvo” -lo más usual en nuestra Cordillera de los Andes- se utiliza el proceso de “lixiviación.” En este proceso, el mineral en bruto se deposita sobre una sistema compuesto de varias capas, entre las cuales también hay capas impermeables (por ejemplo, en la mina de oro y plata de Veladero, Pcia. de San Juan, se ha colocado entre 5 capas, una capa de suelo arcilloso compactado y dos capas de geo-membranas de alta resistencia). El oro se extrae a través de la circulación de una solución diluida de cianuro de sodio (aproximadamente 250 partes por mil) por las capas de material acumulado, en un circuito cerrado sin ningún tipo de emisiones al ambiente. Posteriormente, mediante un proceso de extracción, el oro pasa del estado líquido al sólido mediante sedimentación. Finalmente, el oro es sometido a un proceso de fundición.

¿Qué hacen las empresas con las toneladas de escombros tóxicos que quedan tras producirse el cierre de las minas?

Comencemos con dos aclaraciones: a- tal como se explicó más arriba, a los escombros que quedan tras producirse no sólo al cierre sino durante la producción minera, se los denomina “colas”. b- Dichas “colas” no son tóxicas. Son minerales o escombros como en otras industrias, por ejemplo la construcción. Dicho esto, hablemos del proceso de “cierre de minas”, aquello que con tiempo se comienza a preparar para cuando la vida útil de una determinada mina llegue a su fin. Por ejemplo, Chile ya tiene experiencia en operaciones de plan de cierre con la mina El Indio, que cuenta con cuatro años de actividades posteriores al cierre de la mina. La labor realizada por Barrick en forma voluntaria, con una inversión que supera los 55 millones de dólares, constituye un modelo para Sudamérica. En otros lugares, por ejemplo en USA o Canadá, las minas extinguidas en su producción han sido transformadas en lugares de esparcimiento, parques de montaña, canchas de golf, o usos especiales, por ejemplo observatorios astronómicos. Para ampliar correctamente esta respuesta precisamos más datos de las empresas internacionales. Veamos como varias empresas ya tienen encarado este proceso, en Argentina: BARRICK –VELADERO: en términos generales el plan de cierre y abandono de Veladero contempla las actividades para rehabilitar el terreno. Las tareas de rehabilitación involucran la estabilización física de la superficie de un área determinada e incluyen la nivelación de áreas perturbadas para lograr un relieve topográfico que armonice con los alrededores. En cuanto a las operaciones de Cierre, éstas involucran también las actividades necesarias para la remediación de caminos internos, la estabilización química y física de la zona del Valle de Lixiviación, la aseguración de la estabilidad física de las escombreras como también la remoción de estructuras menores construidas sobre el nivel de terreno. Indistintamente y según sea el caso, las operaciones normales de explotación contemplan operaciones de cierre y abandono. El plan de cierre para Veladero lo desarrolló una consultora externa que estimó los costos del plan de cierre durante las distintas etapas que atraviesa la mina, incluyendo la posibilidad de que la mina presente el cierre en plena construcción. Es requisito que este plan de cierre sea actualizado cada dos años y también que sea presentado ante los entes financieros para su financiación.

El proceso de “lixiviación”… ¿puede generar efectos tipo el “Síndrome de China”?

Desde 1898 se usa cianuro en algunas explotaciones mineras de oro y plata y no se conocen accidentes o problemas. El cianuro que se utiliza en minería, en Argentina, es una sal secada y finamente filtrada que se presenta en forma de briquetas blancas y sólidas, recubiertas con material alcalino, las que se mantienen a temperatura y humedad controlada. Se transporta desde la fábrica en contenedores rotulados y sellados, que consisten en una bolsa de polietileno de alta resistencia encapsulada en otra bolsa adicional. A su vez, todo el conjunto es incluido en cajas desechables de madera con revestimientos no retornables. Las cajas se fijan dentro de un contenedor de acero y este se transporta en camiones especiales con vehículos de guía y de respuesta a la emergencia que acompañan todos los desplazamientos. El cianuro es utilizado por la industria desde hace más de un siglo. Actualmente, continúa siendo ampliamente utilizado y es esencial en el mundo industrial moderno. En minería, como decimos más arriba, su uso comenzó en 1898, en Nueva Zelanda, para la extracción y recuperación de oro y plata. Alrededor de 1,4 millones de toneladas de ácido cianhídrico son producidas anualmente en el mundo, de las cuales 13% se convierte a cianuro de sodio, que es usado en la minería. Actualmente, la minería argentina que usa cianuro se encuentra en proceso de certificar sus prácticas de manejo responsable del cianuro cumpliendo los estándares establecidos por el Código Internacional de Manejo del Cianuro.

¿Las explotaciones a cielo abierto diseminan contaminantes particulados en el aire? ¿Esto tiene relación con la llamada “lluvia ácida”?

La minería a cielo abierto es una alternativa probada y segura, que se utiliza en muchas minas del mundo. Por ejemplo, en el caso específico del Proyecto Pascua–Lama (Argentina-Chile), los posibles riesgos asociados al manejo de explosivos y maquinaria serán controlados a través de estrictos procedimientos de operación; mientras que para los potenciales riesgos ambientales –asociados principalmente al manejo de agua y generación de polvo – se realizarán programas orientados a minimizarlos. Para el polvo en suspensión –producto de la fragmentación de roca y movimientos de la maquinaria– se aplicarán técnicas de vanguardia para reducir su generación. Asimismo, se utilizará la cantidad mínima de explosivos para la voladura y se aplicarán aguas y sales para reducir la generación de polvo en los caminos. Las instalaciones de manejo y procesamiento del mineral seco son cerrados y cuentan con sistemas de colección de polvo. Pascua–Lama incluye un plan de monitoreo de emisiones de material particulado.

¿Quiénes realizan los estudios de Impacto Ambiental y cómo lo hacen? ¿Cómo se calcula dicho impacto?

Sigamos con el caso de Pascua-Lama, un buen ejemplo de cómo se trabajan hoy los proyectos mineros. Más de 100 profesionales de Argentina, Chile, Australia, Francia, Sudáfrica, Canadá y EE.UU. conformaron un equipo multidisciplinario para desarrollar el Informe de Impacto Ambiental de Pascua–Lama. Entre éstos se encuentran geólogos, ingenieros civiles, ingenieros en minas, ingenieros acústicos, geógrafos, hidrogeólogos, paisajistas, glaciólogos, abogados, sociólogos, ingenieros químicos, biólogos, antropólogos, arqueólogos, y cartógrafos, entre otros. A este equipo se agregaron 8 consultoras internacionales en medioambiente y el aporte de 4 universidades: las de Atacama y La Serena de Chile, y la British Columbia y Waterloo de Canadá. De esta forma se han podido preparar informes y entregar respuestas a consultas realizadas por el Departamento de Minería, el Instituto Nacional de Agricultura y Ganadería y la Dirección de Conservación de Áreas Protegidas de San Juan, la Secretaría de Estado de Salud Pública, el Cipcami, el Inpres, la Dirección de Gestión Ambiental de la Subsecretaría de Medio Ambiente, la Dirección de Recursos Energéticos, el Indeshi, el INA–CRAS, el Departamento de Hidráulica, la rectoría de la UNSJ y las consultas formuladas por la ciudadanía.

¿Cómo se puede establecer que los informes ambientales están bien hechos?

Un Informe de Impacto Ambiental lleva, cómo mínimo, más de 18 meses de elaboración y casi lo mismo de procesos de consultas, ajustes y aprobaciones por parte de las autoridades competentes. Ninguna autoridad política o técnica tiene interés en verse expuesta a problemas y, por ello, maximizan las preguntas, comentarios técnicos, búsqueda de alternativas a cada caso, contingencias, etc. Por el lado de las empresas, al cotizar la mayoría de ellas en mercados internacionales de valores, cualquier error redundaría en una caída del valor de las acciones, afectando a miles de ahorristas, fondos de pensión, etc., que hoy participan en la financiación de estos proyectos. Por otra parte, organismos mundiales, tales como el Banco Mundial u otros, pueden financiar proyectos siempre y cuando cumplan con los nuevos Principios de Ecuador, firmados en junio de 2003. Por el mismo, la Secretaría General de las Naciones Unidas publicó los “Principios de Inversión Responsable” desarrollados por la Iniciativa de Financiación del programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente. Además, el Pacto Mundial de las Naciones Unidas indica que los fondos de pensiones e instituciones de los Estados Unidos con activos en torno a los 5 billones de dólares han hecho suyos los principios para la inversión responsable. Dicho de otra manera, ninguna institución financiera mayor financiará proyectos que no se articulen de manera total con los principios de la Responsabilidad Empresaria, algo que la moderna minería comparte y practica de manera incondicional.

¿La financiación de proyectos de infraestructura por parte de las empresas no son también una forma de “sobornar” a la comunidad y a las autoridades locales?

No es soborno construir caminos, puentes, paradores, traer comunicaciones, arreglar un hospital o hacer una escuela donde no las hay…o mejorar aulas o traer técnicos, por ejemplo en agricultura, para ayudar a ciudadanos y productores a tener la calidad de vida que se merecen. Otras industrias no mineras también construyen escuelas, donan equipos e insumos, promueven educación especializada en todo el país. La minería no hace asistencialismo pues eso corresponde a los gobiernos, la minería promueve el bienestar y sostenibilidad de las comunidades en las cuales actúa y eso es beneficio para muchos. De lo contrario se caería en lo que hoy comienza a denunciarse en algunos países: que un grupo de personas de países ricos se erigen en “negadores” del derecho al progreso de comunidades pobres, todo esto denunciado recientemente en el largo metraje “Mine your own business”